Sunday, August 28, 2016

Family week 2016









Este año nuestra semanita familiar era muy cerca del sitio del año pasado, cerca de Calpe. Casa con piscinón, playas preciosas, concierto de los Hombres G patrocinadas por mi cuñado que estaba allí currando, partidas de cartas con letras raras que nos hicieron reir muchísimo, y sobre todo, los primos haciendo cosas juntos. Da igual que sea saltando a la piscina, que esperando olas que les tiren de culo, bañándose en la playa hasta la noche, buceando y haciéndose fotos con la cámara acuática, cogiendo cangrejos, haciendo snorkel (que era el primer año de Irati y le ha encantado)...Nos ha cundido y ha costado voler al calor de Madrid.
Ha sido una semana muy bonita y muy divertida, ojalá todos los años cuadren las agendas para seguir repitiendo.

Thursday, August 18, 2016

Que aún nos quedan muchas cosas


Después de pasar unos días en el pueblo disfrutando de dormir bien tapados, ver muchas olimpiadas y jugar juntos a juegos de mesa (que los duendes cada vez son más mayores y podemos ir añadiendo cada año más variables), también había que estar en Madrid para hacer un montón de cosas pendientes, entre ellas volar.



Sí, Óli tenía pendiente disfrutar del regalo de los abuelos por sus 10 añazos: volar en un túnel del viento, y allí nos fuimos, a verle disfrutar como un loco con la experiencia.
¡Pero aún nos quedan muchas cosas antes de que empiece el cole!

Monday, August 01, 2016

Portugal y los 10 años del mago

 Sí, ya son 10, ayer los celebramos disfrutando de su preciosa sonrisa todo el día y de su emoción cuando abría los regalos. Sigue siendo mi pequeño mago pero se va haciendo grande...lo bueno es que grande en tantos aspectos que así, da gusto verle crecer.
 
 Y el día antes habíamos llegado de pasar juntos una semanita en Portugal, que ya le tenía ganas al país vecino. Fuí hace muchos años y ahora hemos vuelto para comprobar...que tenemos que volver otra vez!




 Lo primero de todo fue quitarnos las ansias de mar y de playa. A Iri le costó mucho, pero mucho adaptarse a la arena este año, yo que sé porqué, hasta el penúltimo día no disfrutó del todo en la playa...Óli sí, llegaba y se metía a saltar olas con Fer y hasta que nos íbamos.

 También fuimos a Lisboa, que los tranvías son muy divertidos y la ciudad es bien bonita.



Y fuimos a Sintra aunque, como ahora en verano está tan llena, que sólo disfrutamos de una de sus maravillas (a la que tenía echado el ojo desde hace tiempo ;), la Quinta da Regaleira. Es mucho más impresionante de lo que me imaginaba. Sus jardines son para perderse y volver a perderse, y sumergirse en las grutas que por mucho plano que te den son largas y oscuras, y salir de ellas y descubrir por ejemplo el pozo de iniciación masónico. Pasamos allí una tarde preciosa, y tenemos pendientes el resto de sitios maravillosos de Sintra para la próxima.