Monday, April 25, 2016

Parte de la magia se va

Se me olvidó contar algo importante. Bueno, últimamente se me pasan muchas cosas, pero ésta merece estar aquí.
Antes de semana santa Óli supo la verdad sobre Papá Noel, los Reyes y el Ratón Pérez. Una amiga se lo comentó y Óli me lo preguntó directamente y yo siempre tuve claro que ante una pregunta directa mi respuesta iba a ser la verdad. Nada más responderle y como estaba Irati cerca le dije: "pero ahora no puedo decir más, tendrás muchas preguntas pero ahora mismo no puedo", él entendió rapidamente y al rato me dijo "mamá, no estoy preparado para preguntar ni para respuestas hoy" y le dije que lo entendía, que cuando él quisiera siempre que su hermana no estuviera cerca.
Al día siguiente vino y me abrazó. Me dio las gracias por hacer la magia tan especial, por haber conseguido las cosas increíbles que siempre había pedido a Papá Noel o a los Reyes, por comerme las galletas y beberme la leche de los renos, por estar despierta hasta que él estaba dormido del todo para coger sus dientes y meter las monedas bajo su almohada despacito...y según hablaba a mí se me saltaban las lágrimas. Me dijo: "Gracias Mamá, por ser mi Reina Maga y por haber conseguido que la magia perdurara estos años". Y yo le abracé y le dije que pensaba seguir creando magia, que él ahora sabía que era yo (que éramos nosotros, aunque como no estaba Fer fue algo sólo de Óli y mío) pero que podía seguir sorprendiéndole.
Y así es como parte de la magia se fue...o quizá vino más. Con Óli nunca se sabe y me dio otra lección. Había tenido miedo a ese momento desde siempre, me le había imaginado llorando y tristón, enfadado...jamás así, jamás tan como es él, cariñoso y adulador. 
A los pocos días vino y me pidió sus dientes y yo nunca he guardado ninguno. Y me dijo: "¿seguro que no tienes que guardarlos? A ver si  vas a estar haciendo mal de Ratón!" y yo me reí y luego hablando con otras madres saqué el tema y...¡¡lo estaba haciendo mal!! Resulta que todas los guardan menos yo ¿cuándo han sabido todas que había que guardarlos?¿Y por qué yo decidí no hacerlo? Bueno, yo sé porqué, guardé uno de los primeros en un bote y me pareció algo tan de reliquia de asesino que lo tiré...En fin, creo que guardaré alguno de Irati por si acaso cuando se le empeicen a caer, que, como Óliver, ya anda desesperada esperando que el ratón venga lo antes posible.

Thursday, April 07, 2016

Disney 2016 o cómo el abuelo cumplió la promesa y se llevó a todos los nietos a París


 Pues sí, después de unos cuantos años de pensar en cuándo sería el mejor momento, por fin llegó. El abuelo nos llevó a todos a París 5 días (dejamos en Madrid a Fer currando y a la abuela a la espera de nuestras novedades diarias y nuestras aventuras).
Porque sí, nada más salir empezaron las aventuras con aeropuertos desalojados, controles, maratones que cortan París...y todo eso hizo del viaje algo único y muy muy divertido.



 






 Disney en mucho más de lo que yo imaginaba. O lo mismo depende de cómo lo vivas. Para mí fue un mundo mágico del que no había querido que me contaran mucho y que fuí descubriendo a cada paso con los ojos grandes como los de los niños. 
Con atracciones para todos lo gustos (los de los míos cuánto más movida sea y más miedo dé mejor, la Hollywood Tower es de las atracciones que más miedo me ha dado nunca y ahí estaba yo, repitiendo una y otra vez con ellos :()







 Pero no sólo nos esperaba Disney, también pudimos recorrer las calles de París, subir a una noria gigante, al Bateaux Mouche y recorrer el Sena, a la Torre Eiffel, recorrer el barrio de Montmartre con su cementerio incluído...

 Yo disfruté mucho de mi hermana, de nuestros ataques de risa de llorar con cada cosa extraña que nos pasaba y subir con ella a las atracciones oyendo sus gritos y comentarios es lo más divertido del mundo.


Y volvimos agotados, creo que es el viaje más cansado que he hecho y uno de los más divertidos con diferencia. 
Gracias papá por este regalazo, por aguantar la caña que te hemos metido y en las atracciones a las que te hemos subido. Sé que tú también lo has disfrutado porque también ver tu sonrisa allí ha sido un regalo precioso.