Monday, January 18, 2016

Mis chicos grandes



He tenido que pasar unos días en reposo, nada grave, y me dí cuenta de lo grandes que se me han hecho los duendes...cada día un poco más.
Iri me venía a ver a la cama, muchas veces con Elliot, para ver cómo estaba y si necesitaba algo. Y me decía: "Si quieres te leo algo para que no te aburras, ¿qué prefieres, una palabra o una frase?", Je,je,je...que anda ahí ahí con lo de lanzarse a leer pero a su ritmo y a su manera.
Mi pequeño Mago que sigue con su faceta mayor, ahora le ha dado también por la cocina, y dejé las cenas a su cargo (a ver, que tampoco busqué nada precisamente difícil). Él es feliz sintiéndose mayor y necesario y lo hace muy bien.
Y el fin de semana se fueron con Fer, tíos y primos al Sama Sama. Lo pasaron genial, vinieron acelerados, quitándose la palabra uno al otro para contarme todo lo que habían visto.
Ahora ya recuperada del todo vuelvo a mis quehaceres aunque ya sé que puedo ir delegando en ellos muchas cosas.

Thursday, January 07, 2016

Y terminamos con la cabalgata





Por segundo año nos apuntamos a la aventura de participar en la Cabalgata del barrio trabajando en la carroza del colegio. Han sido muchos meses, mucho curro de muchas personas (liando hasta a la abuela con los trajes) y al final pasa tan rápido que casi ni te das cuenta. Pero merece la pena porque Irati y Óliver se lo pasan genial antes y durante, y porque cuando vas desfilando ves las caras de emoción absoluta de los niños y te das cuenta de que tu trabajo es importante. Es una cabalgata participativa y también eso es lo bonito. Esté mejor o peor es trabajo voluntario de los vecinos.
Se acabaron las vacaciones navideñas, volvemos a la rutina.

Friday, January 01, 2016

Hola 2016, Adiós 2015


 Antes de terminar el año había que cumplir algunas tradiciones. Una de ellas es ir al centro de Madrid a ver los puestos de bromas y escoger una para el cumpleaños de la tía Laura que es el 28 de diciembre.
 Otra no menos importante es ir al circo con el abuelo. Además los últimos dos años nos lo han puesto al lado de casa así que pudimos ir andando y disfrutar del espectáculo.
Y luego ya lo típico: cotillón, serpentinas, bengalas, bombetas...todo lo necesario para despedir el año y pedirle al 2016 que sea bueno y nos traiga muchos muchos momentos felices.
Y este año una nueva tradición llegada para quedarse: día 1 de enero establecido como el día del pijama (se puede hacer lo que a uno más le apetezca, incluso tumbarse todo el día a ver la tele y no se puede quitar el pijama bajo ninguna circunstancia).
¡¡FELIZ 2016!!