Monday, November 24, 2014

Mis 39 pintada de princesa

Despertarse con un susurro que dice: "¿Estás despierta mamá?¡¡Que hoy es tu cumple!!" y al rato que venga la pulga, con su maletín de maquillaje en las manos, mirándote con una enorme sonrisa: "¿¿Quién es hoy la cumpleañera??¿¿A quién voy a pintar de princesa??". Cumplo 39 y me siento feliz por mil cosas, pero sobre todas ellas, mis duendes hacen que me sienta la más afortunada del mundo.

Tuesday, November 11, 2014

De caprichos de otoño




Cerca de casa tenemos la suerte de tener El Capricho. Es un jardín pequeño tipo Retiro que nos encanta visitar varias veces al año, entre ellas en otoño. Además este año coincide con que Irati tiene en el cole de proyecto los árboles y fue muy divertido ir con ella de mini-guía, hablando de los tipos de árboles, de sus hojas... Y aunque los duendes crezcan, de momento la tradición de llamar a la casita de la Bruja y salir corriendo por si acaso, no se pierde :).

También tenemos otro capricho de otoño. Óliver el sábado se compró el gorro de las fotos (tipo Mago Pop) y se lo quita únicamente para comer (y porque le hemos obligado). Esta foto, robada a las diez de la noche, en pijama y leyendo da una pista del amor al capricho (está guapo a rabiar, por cierto ;).

Sunday, November 02, 2014

Halloween 2014




Este año, al caer la noche de Halloween en viernes, Fer se unió a la fiesta y toda la familia salimos de casa disfrazados: Fer y Óli de jokers malos, Irati (que cambió unas dos mil veces de idea) iba de Mirtle la llorona -fantasma de los libros de Harry Potter- a la que incorporó una camiseta de Jack el de Pesadilla Antes de Navidad que le hice a Óli porque le gustaba, y yo como la Malvada Bruja del Mago de Oz (o mi amada Elphaba dependiendo de si has leído Wicked o no).
Y la tradición manda que nos juntemos con los amigos, juguemos al juego de la silla y cenemos pizza y buñuelos de postre. Luego ya se puede innovar (este año sin pedir chuches por las casas pero con piñata y lanzando unas cuantas bombetas), pero para que sea Halloween se tiene que dar mínimo lo anterior (y añado a la tradición: llegar a casa agotados y muy contentos).