Friday, July 18, 2014

Cambiar de aires

Tenemos los 4 unas ganas de tumbarnos a la bartola y cambiar de aires que no podemos con ellas. Eso vamos a hacer durante unos días, y de paso huimos del calor de Madrid que roza lo inaguantable.


Sunday, July 06, 2014

El regreso

Verle desde lejos cuando vas a recogerle a la granja, antes de que él te vea, cómo llora abrazado a los nuevos amigos por despedirse (y cómo lloran ellos abrazos a él), sin contenerse ¿por qué debería hacerlo? Ver cómo sus monitoras le abrazan y luego se giran, para que Óli no vea cómo les caen las lágrimas, para, no sé porqué, parecer que los mayores eso lo tenemos superado. Y luego fundirte con él en un abrazo, sabiendo que en ese momento eres necesaria pero no calmas, por mucho que quieras, esa pena que da el fin de un campamento, que conoces porque has pasado por ello.
Y que se acerquen a Fer y a mí, que vengan a buscarnos entre los otros padres, para darnos la enhorabuena por el hijo que tenemos, por lo fácil que hace las cosas, por cómo lo ve todo de una manera positiva, por cómo anima a los demás "es un tesoro lo que tenéis, no solemos hablar con los padres pero queremos que seáis conscientes de lo que tenéis"...Y entonces son mis lágrimas las que no tienen consuelo. Sé lo especial que es Óliver, pero cuando te lo dicen monitoras que cada semana reciben a mil niños nuevos, la felicidad me sobrepasa.
Irati era la única que estaba sobrepasada por una situación que no entendía: nos veía a todos llorando y ella estaba tan feliz de tener a Óli a su lado que sólo podía dibujar una sonrisa enorme y no soltarle de la mano, por si acaso.