Monday, September 24, 2012

Meditación


Tras el verano intentamos volver a la rutina diaria. 
Pero Óliver este año ha empezado primaria y hay muchos cambios. Para empezar en él: está más despistado, más brutote, más inquieto y más contestón. Y luego en el colegio: ya son niños mayores y ahora tienen negativos.
Óliver el otro día vino con su primer negativo por hablar en clase cuando no debía. Venía muy triste diciendo: cuando tenga 7 me echan del cole. No sé quién le habrá dado esa información.
Nosotros intentamos que sea menos impulsivo, que piense las cosas antes de hacerlas...Hemos empezado con que todos los días se siente un rato y medite (piense) en lo que quiera pero tranquilo, sin saltar, sin jugar con nada, sin distraerse.
Era eso o enviarle al templo budista que visitamos este verano en Huesca a ver si así se le pega algo de esa paz que allí respiramos y que tanta falta nos hace a todos en según que momentos.

Monday, September 17, 2012

Los poderes de Óliver

Yo no necesito más pruebas. Óliver es mago.

Sunday, September 09, 2012

¡Qué niña!

Intento no decirlo mucho pero varias veces al día tengo que decir: "¡Qué niña!" ¿Cómo puede ser así? De resuelta, de mandona, de pegona, de bichillo, de ocurrírsele las cosas más insospechadas...Si la pierdes de vista 2 segundos ten por seguro que alguna está liando, así, sin descanso. Parpadeas y ya está cepillándose el pelo con la escobilla del váter, abriendo un zumo con los dientes, subida en un alto al borde de abrirse la cabeza.
Porque claro, Irati crece y ya sabe abrir puertas, encender y apagar cosas. Y no podemos tener todo con cierre antiniños. Yo me niego.
Con Óliver tuvimos sólo uno (en el mueble dónde están las galletas) que era el que a él le interesaba. Pero ahora tendría que dejarme el sueldo en estas cosas y, la verdad, son prácticas para los niños pero una jodienda también para los adultos. Que con los 3 que tenemos ahora puestos y lo acelerada que suelo ir a todas partes ya me cuesta no quitarlos. Y tendría que poner en todos los cajones, puertas de habitaciones y muebles, en la lavadora, nevera...en fin, probablemente en sitios que aún ni se han pensado en fabricar porque, lo mismo Irati está innovando y es la primera que no cesa en su empeño de poner la lavadora a 200º.
Tiene mil cosas a su favor es cariñosa, expresiva, muy divertida...pero es mía y por eso puedo decir que agota. Todos me dicen que es una etapa pero ¿quién me confirma hasta cuándo dura?

Tuesday, September 04, 2012

Cuando la magia se fue

Ocurrió un día del verano, en el pueblo y no recuerdo cuál fue el desencadenante.
Sólo sé que Óli llegó hasta mí, llorando y diciendo que él no era mago. Que no lo era y que nunca lo había sido, que nos había mentido y había mentido a sus amigos.
Él nunca había hecho magia, nunca había tenido poderes y las cosas que le salían (como encontrar hueco para aparcar al lado de casa cuando venimos muy cansados) eran de casualidad.
Y yo lloré abrazada a él porque todo él era pura ternura.
Le dije que los trucos de magia se aprendían con el tiempo y la práctica y que, efectivamente, la magia propia de cada persona era difícil que los demás la vieran. No se es mágico por hacer desaparecer algo, ni por volar, la magia dentro de cada persona es algo muy diferente y, de lo que estaba total y absolutamente segura, era de que él era mágico.
Porque él para mí siempre será mi pequeño mago
y siempre podré ver su magia por encima de todas las cosas.
No creo que entendiera mucho de lo que le dije, pero se calmó
.
Y ahora, cuando llegamos a casa con el coche y le digo: "¿Óli, me consigues un sitio?", él sonríe con complicidad y me dice "Lo voy a intentar".