Monday, January 31, 2011

Dibujo de familia

Un ejemplo de los dibujos que salen de las manitas de Óliver. En éste estamos toda la familia: Irati en su cunita, Papá con barba de varios de días, Óli con su pelo de punta y coloretes y yo, con el pelo despeinado (debió de pensar en las mañanas cuando voy corriendo como una loca), coloretes (lo mismo, a toda carrera para llegar al cole) y bastante gordita (por los kilos post-embarazo que se resisten a irse). Los niños son así, plasman la realidad tal cual la ven.
Hoy lunes con sol y frío, feliz semana a todos.

Monday, January 24, 2011

¿Qué hacer con la magia?

Óliver empieza muchas veces sus historias con un: "Cuando sea mayor y sea un mago de verdad con poderes de los buenos..." y después de eso cualquier cosa es posible. Puede continuar con un "haré que el coche de mamá vuele", también con un "haré una piscina en el cole", "habrá Fiestas y Cabalgatas todos los días", "nevará siempre en Navidad"...Vamos, que los poderes a los que aspira Óli van a ser muy variados.
Y me he puesto a pensar ¿qué haría yo con esa magia tan caprichosa e impredecible con la que sueña mi pequeño mago? Casi todo el mundo pediríamos lo mismo (que no haya hambre ni guerras en el mundo, una casa más grande, un trabajo mejor, más dinero, salud, etc.), pero, ¿qué pediría yo, en plan egoísta y contando con magia ilimitada? Algunas cosas las tengo claras:

- Usaría la magia para retrasar mi incorporación al trabajo unos meses (la excedencia en mi empresa no es viable).
- También para congelar los días en los que Óli está cariñoso, obediente y divertido, y vivirlos tipo bucle una y otra vez.
- Me vendría bien poder tener un poco cuando quiero hacer muchas cosas y no puedo (ir al cine, leer más de 15 páginas del tirón, ver amigos, cenar con Fer así, sin tener que decidirlo una semana antes, o simplemente dormir una siesta laaaaarga).
- Pero también la necesitaría para poder pasar un fin de semana sin mis hijos cerca y no sufrir su ausencia como una ansiedad que me impide disfrutar del tiempo libre a gusto.
- Pero, sobre todas las cosas, usaría la magia para que el día de mañana, Óliver e Irati se conviertan en buenas personas y sean felices.

Wednesday, January 19, 2011

3 meses juntas

Irati se unió a la familia hace 3 meses y cada día está más bonita y más sonriente (aunque tiene la virtud de ser difícil de pillar cámara en mano con sonrisa grande). Aún sigue enganchada al pecho y durmiendo con nosotros pero queda muy poquito para que empiecen los cambios.
Algunos vienen porque se hace grande y ya casi no entra ni en el moisés ni en el cuco (así que pasamos al carro y a la cuna de su cuarto), y otros mayores porque en un mes y poco vuelvo al trabajo...Uff!! Aún no quiero pensarlo mucho. Pero estoy haciendo números a ver cuándo tengo que empezar a dejar la teta (aunque a lo mejor no todas las tomas). Y sobre todo tengo que mentalizarme e intentar aprovechar el tiempo que me queda porque estos meses se me han pasado volando y no he hecho ni la mitad de las cosas que quería.

En esta foto está empezando por su cuenta a probar qué se puede comer y qué no ahora que sabe lo que toca...Irati, el puño entero no...por mucho que lo intentes.

Tuesday, January 11, 2011

La paciencia de los segundos

Estoy en la cocina preparando la cena y oía mucho silencio: "Óli, ¿qué haces?", "Estoy jugando a los cocineros con la hermana"...seguí cocinando y al rato me asomé y me encontré esto. Irati con el gorro de cocinero de Óli, un trocito de corcho a modo de bandeja y el arrullo tipo delantal. Y Óliver iba y venía preparando sus platos imaginarios mientras le daba a probar todo. Je,je,je..qué paciencia tienen los segundos aunque, supongo que pronto le tocará a Óli ser el que aguante las trastadas de Irati.

Friday, January 07, 2011

Ya no es Navidad


Pues eso, que se terminaron las fiestas. En Fin de Año cenamos juntitos, comimos uvas (Óli, que no es muy frutero, se tomó 12 lacasitos en su lugar), los peques brindaron con "champín" por un buen 2011 y luego, bien abrigados, salieron a la terraza de los abuelos a encender bengalas y ver los fuegos artificiales que ponen allí.
Y el día 5 fuimos a la Cabalgata de Reyes Magos de Torrejón (que es buenísima) y los primos disfrutaron viendo las carrozas. Irati esta vez se quedó en casa cuidando de Fer que cogió un gripazo de año nuevo y ha pasado 3 días con fiebre.
Ayer por la tarde Óliver se comió el último chocolate de su calendario de adviento y todo triste dijo: "Mamá, ya se ha terminado la Navidad...y los chocolates también" (que para él eso también es una tragedia). "¿cuando vuelve a ser Navidad?". Pues nos queda un año entero pero, que nos quiten lo bailao.
Estas Navidades, con la baja, he podido estar con mis peques todo el tiempo y, aunque Óli ha tenido sus ratos malos (que a veces los tiene), he sido muy feliz de poder disfrutar de ellos 24 horas.