Thursday, October 28, 2010

7.30 de la mañana

Irati duerme pero el despertador no falla: hay que ponerse las pilas para llegar al cole a tiempo. Preparo el desayuno de Óli y le despierto por primera vez. Despierto a Irati (un pelín antes de su hora) y la cuelgo a la teta. Desde el salón llamo a Óliver por segunda vez... a la tercera se levanta y se sienta a mi lado. "No Óli, tú a desayunar que si no no llegamos"..."Mejor espero a que termine la hermana y así desayunamos tú y yo juntos", "No cariño, empieza tú que Irati come despacito y se nos va a hacer tarde". Remolonea un rato y al final se va a desayunar. Termina Óli el desayuno, Irati ya en la segunda teta. "Óli lávate los dientes y a vestirse"... vuelve a remolonear a mi lado... Al final se lava los dientes y yo, con niña en brazos comiendo voy a buscar su ropa del cole. Se viste a mi lado muuuuuy despacio. Irati termina, quito gases, ayudo a Óli a terminar de vestirse, cambio el pañal de Irati corriendo, desayuno volando (si no desayuno, no soy nadie), preparo la fruta que lleva Óliver para media mañana con su tuper y finalmente meto a Irati en su bolsa de paseo y salimos corriendo al cole.
"Mamá, no llegamos tarde ¿verdad?" dice Óli medio llorando...es que no sé por qué tiene pánico a llegar tarde. "No hijo, hoy llegamos por un pelo, mañana ya veremos". Me despido del pequeño mago en la puerta del cole con mil besos y, cuando llego a casa, Irati se parte de la risa dormida.
Le hice esta foto porque es como si se riera de mí en plan: "en vaya lío te has metido ¿verdad mamá?". Bueno, primera semana sola y ningún día tarde en el cole, ya me parece un buen comienzo.

Monday, October 25, 2010

Mundo desconocido

Irati duerme 5 ó 6 horas del tirón por la noche y por el día come cada 3 ó 4. Estamos en un mundo desconocido, el joven mago no dejaba pasar ni 2 horas (ni de día ni de noche) y creemos que antes o después esto cambiará, que no es normal, que no podemos tener tanta suerte...
Mientras, los días en casa parecen muy fáciles de momento. Óliver adora a su hermana, está jugando a lo suyo y de repente se acerca a su cama y le planta un beso sonoro en la carita y luego sigue con sus juegos. Podemos salir al parque igual que antes, jugar a lo loco sin que a Irati le importen los gritos y dormir todos casi igual que antes de ser uno más.
Mañana Fer vuelve al trabajo y yo tengo mis miedos, bueno en realidad sólo uno, que me coincida tener a Irati en el pecho en el momento de llevar a Óli al cole...pero bueno, poco a poco veremos cómo lo hacemos.
Muchas gracias a todos por vuestros mensajes y vuestro cariño, que me llega aunque estéis lejos.

Sunday, October 17, 2010

IRATI



Me llamo Irati y decidí llegar unos días antes como es costumbre en mi familia. El miércoles 13 de octubre a las 5 de la mañana ya estaba saliendo por la puerta B, como dice mamá (o sea, otra cesárea).
Dicen que soy exacta a mi hermano cuando nació, tanto que cuesta distinguirnos en las fotos, de momento soy tan buena que mis papás están incrédulos de que vaya a seguir así.
También me dicen que tengo un hermano mago que tiene como amigo a un tal Wuanzing con unas aventuras asombrosas. La verdad, cuando vino a verme al hospital no me hizo mucho caso, la cama de mamá tenía mando a distancia y se subía y bajaba y, claro, era mucho más interesante.
Mamá y yo estamos muy bien, os iremos contando cómo nos apañamos, de momento estoy feliz por conoceros a todos.

Sunday, October 10, 2010

Cuenta atrás

No sabemos cuándo querrá salir, pero no será por falta de ganas de todos los que estamos a su alrededor. Óliver me cuida mucho y Candela dice "Irati" perfectamente y todo lo que es de bebé dice que es de la prima.
Pero Irati sigue guardada a buen recaudo, yo creo que va a esperar un poquillo sintiendo lo que se le viene encima entre el hermano mayor y la prima Candela. Como mucho, muchísimo, serán 3 semanas más, así que tampoco queda nada. Ya estamos en la cuenta atrás.

Friday, October 01, 2010

Un mundo sin razas

Me enteré el otro día de que hay un niño nuevo en clase de Óli que es oriental (no sé de dónde) y le pregunté:
Mamá:"Óliver ¿hay un niño nuevo en tu clase que es como chinito?"
Óliver: "No, el único nuevo es Carlos y no es chino"...Justo así se llama el niño pero la verdad es que Óli nunca ha distinguido esto de las razas sean de dónde sean.
Mamá: "Que sí, bueno, no sé si es chino pero tiene los ojos rasgaditos".
Óliver: "Que no mamá, que Carlos no es chino, eso sí, no habla nada de nada".
Mamá: "Claro, no habla porque lleva poco tiempo en España y aún tiene que aprender a hablar español. Él sabe hablar pero el idioma de su país".
Óliver piensa un rato y dice: "Pues casi mejor le voy a decir que me enseñe a hablar su idioma y así más facil".
Mamá:"Es que se trata de que Carlos aprenda el nuestro, no al revés".
Óliver vuelve a pensar y dice: "La que creo que es medio china es Sarai (Saraia es una niña negrita que va a su clase), porque esa habla como en francés"...Me dio tal ataque de risa que no podía ni responderle, Sarai es medio china porque habla como francés.
¡¡¡Óliver no cambies nunca por favor!!! El mundo visto con tus ojos es una realidad que me encanta.